Una Casa con Dos Capazos, Tres Damajuanas, Cuatro Sillas de Mimbre...





Capazos, damajuanas, sillas de mimbre y fibras vegetales...Todos ellos nos evocan una vida rural un tanto bucólica y nos trasladan a un verano casi permanente, una decoración relajada que establece un diálogo directo con la naturaleza. 
Esta luminosa casa en California huele a flores de azahar, con muebles macizos (algunos de ellos hechos con maderas recuperadas) y hallazgos en tiendas de segunda mano locales, con un fondo donde el blanco porcelana lo envuelve todo con dosis de luz a raudales.























Uno de los aspectos que más me gusta en su decoración, es el contrapunto que ofrece la paleta en azul marino, que junto a elementos de carácter marcadamente rustico, nos insinúan un aire marítimo.

Su propietaria quería empezar su decoración desde cero, pero creando la ilusión de una casa vivida, con un pasado.

¿Y qué mejor que poder crear un pasado a nuestro gusto? Esto sólo es posible empezando de nuevo...

Feliz semana!!



(Fotos vía Country Living

6 comentarios:

Marina Pérez dijo...

Una casa super acogedora! Me gusta!

Marina

Meu Canto dijo...

Qué bonito! ahora mismo estoy preparando un proyecto para después de verano con este tipo de mobiliario de mimbre, así que tus imágenes me han inspirado mucho.

buena semana :)

Clara dijo...

Se respira frescura y sencillez. ademas el blaco aporta muchísima luz.
Abrazos Kat

Juanita Imagina dijo...

Mira Kat qué no he necesitado yo nunca mucha cosa... pero desde que nos enseñas estas maravillosas casas... estoy deseando que me toque el sorteo de verano para que me montes una igualita que esta ;,
con la cocina del post anterior, jeje. Bsos y feliz semana!!!

Marian, Un rincón para tus muebles. dijo...

Kat, preciosa! Acogedora con esos muebles de mimbre y esa calidez de tonos neutros!

Besitos guapa!

Mar Celis dijo...

Hola Kat, precioso post, en pocas fotografías resumes mi ideal de la decoración, de fibras y tejidos naturales, la cocina y la chimenea me encantan!!!