29 ene. 2016

Artichoke, Barcelona, Bertoia...Esto no va a funcionar (o sí...)





Es curioso, si alguien me hubiera descrito esta foto, enseguida hubiera pensado que era un "no" rotundo...

Me encantan todas y cada una de las piezas que hay en ella, pero..¿juntas? Su diseño las hace merecedoras de su propio espacio, seguro que no funcionaría... 

O quizás, sí.

Una silla Bertoia en un entorno industrial es siempre una apuesta segura, a la vez que aporta ligereza (algo muy necesario en este tipo de decoración...)

¿La siempre admirada Barcelona de Mies van der Rohe junto a la delicadeza de una lámpara de lágrimas? Arriesgado, pero perfecto, en mi opinión...

Y hablando de lámparas, si a todo ello le añadimos la elegancia de la Artichocke de Poulsen, tenemos el perfecto nexo de unión entre materiales y formas...

Fantástico cuando la vida (o la decoración...) te sorprenden con algo que pensabas que no podía funcionar, y resulta ser maravilloso ;)

¿Os gusta tanto como a mi esta mezcla de estilos?


Por cierto, si me sigues en las redes sociales del blog, ya sabrás que...¡A partir de febrero nos veremos en Madrid también! Y que, como siempre, si quieres que colaboremos juntos te puedes poner en contacto conmigo en 


Un abrazo,

Kat

(Imagen vía)



14 ene. 2016

Obsesión Deco: Estantes Flotantes Rústicos








Si un día te vienes conmigo de compras, hay dos cosas que tienes que saber. 
La primera, me gusta ir de compras , sí, pero sola. Soy un poquito antisocial, que le vamos a hacer... Pero prometo poner mi mejor cara, y sobretodo, que la mejor parte vendrá después, cuando nos vayamos a comer o a tomar un café juntos, y podamos charlar horas y horas... En un sitio bien mono, eso sí, que tenemos que hacer foto para poder colgarla luego en Instagram  ;)

Y la segunda, que normalmente, lo que me gusta mirar en una tienda, nada más entrar allí, es la decoración...Ver que tipo de iluminación han usado para que parezca un sitio más grande, si la mesa del centro donde están las camisetas dobladas, es tan ancha que casi no deja espacio libre, pero es vintage y tan bonita, que se tenía que poner...
Aunque mi pequeña obsesión deco, en lo que siempre me fijo primero, son los estantes. Desde el modelo Omar de Ikea, perfecto para pasar desapercibido pero con un punto industrial, hasta las estanterías más originales creadas con materiales reciclados.

Y hace unos días, mientras me enamoraba de unos estantes de tablones de madera y tela de gallinero que servían para mostrar las especies en un colmado moderno, me acordé que en el blog, nunca le había dedicado una entrada a esas estanterías y estantes flotantes rústicos, aquellos en los que su belleza radica en su sencillez, en su esencia recuperada que los hace únicos...Perfectos para un escaparate, pero también como mesilla de noche. Así que el post de hoy, va dedicado a ellos...

¿Los vemos juntos?





















Si has leído hasta aquí, y te parece que ir de compras conmigo es un auténtico rollo, lo entiendo, y quedaremos directamente para ir a tomarnos ese café en el sitio cuqui ;)

Un abrazo,

Kat



(Fotos vía: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 78)


22 dic. 2015

Mi Foto Álbum de Imprify





Me gustan las "texturas", bueno más bien diría que me chiflan. Creo que mi pasión por el vintage se debe gran parte a ese amor que siento por las paredes desgastadas por la acción del viento y el mar, o por esas maderas que se convierten en lienzos artísticos gracias al paso del tiempo, y por esas pátinas antiguas en delicadas telas que tanto adoro...

Así que cuando desde Imprify se pusieron en contacto conmigo para que pudiera crear uno de sus álbumes de fotos tan chulos, lo tuve claro.

El tema principal de éste tenían que ser las texturas ;)

Y para los aún que no conozcáis a Imprify, os cuento un poquito de que va.
Imprify es la app perfecta para todos lo que tenemos el móvil lleno de fotos a rebosar...Una app, por cierto, muy bonita y fácil de usar. Entre todos los productos disponibles que tienen, me decidí por el fotolibro, ya que me encantó su original portada, y como ellos mismos dicen, su acabado artesanal. En tres días lo tuve en mi casa, y aquí os enseño el resultado.




Su original portada nos permite entrever un pequeño collage de las fotos de nuestro álbum...






Y cuando no encuentro texturas que me transmitan emociones...¡Las creo! ;) Como este corazón de papier mâché que hice con paginas de libros viejos y alas olvidadas...




Desde la ventana de mi antigua casa, se veían estas puertas a las que tanto les gustaba murmurar en las noches de tramuntana....
La cajita de madera fue un pequeño regalo al que dí una pátina vintage con pinturas de tiza y sellos...


Todas ellas forman parte de mi álbum. 
Y de mi vida. 

Si quieres más información sobre Imprify, lo puedes hacer dede su app, visitando su página web, o en las redes sociales:

Facebook  Twitter  Instagram

y además, como seguidores del blog, con este código, tendréis un descuento de un 20%

Código: 50441C 

(Valido hasta el 30/06/2016)

Y hablando de momentos especiales, espero que estos días tu vida esté llena de ellos, que celebres una Navidad junto a la gente que más quieres, y que el año nuevo haga realidad esos deseos que hacen latir a tu corazón...

Un abrazo, nos vemos en 2016!

Kat

(Fotos/Estilismo:Kat Ibáñez )

9 dic. 2015

Decoración con Reflexión: Un Sofá Chester





Si me permitís, me gustaría empezar la "Decoración con Reflexión" de hoy (la serie de posts donde te cuento mi visión más personal del vintage y la decoración), con una conversación que escuché entre una pareja que visitaba un mercado de pulgas;

-Pero a ver, María...¿Qué hemos venido a buscar exactamente? Porque si no me lo dices, no lo puedo encontrar.

-Nada, sólo he venido a mirar- le contestaba ella, sin hacerle mucho caso.

-¿A mirar? ¿Pero a mirar qué? Si no sabes lo que estás buscando, tampoco lo vas a encontrar... -le respondía él.

-Precisamente, tu lo has dicho, cuando lo encuentre, sabré lo que estaba buscando.

En ese momento pensé que nadie más habría podido encontrar un mejor eslogan para definir a todos los mercados vintage del mundo... Y que éste, quizás, también sea muchas veces aplicable a la vida...

Y hablando de conversaciones, estoy segura que uno de los mejores sitios para tenerlas es sentados en un sofá chester (como bien saben en el famoso programa de televisión).
 En su característico capitoné encontramos impresa la elegancia inglesa de sus orígenes, y eso se nota cuando un@ tiene la suerte de encontrar un modelo vintage desgastado por largas horas de confidencias...

Si alguien dudaba de lo fácil que es que un chesterfield se adueñe del protagonismo de una estancia, el perfecto ejemplo lo encontramos en el salón de Hilary Robertson, con unas piezas de mobiliario y una paleta de colores deliciosamente escogidas para crear un ambiente relajante y sereno, que invite a...
¡Una buena conversación, por supuesto!












Sí, lo sé, eso de escuchar conversaciones ajenas no es del todo correcto, pero hay momentos que merecen ser escritos, ¿no creéis? ;)

Un abrazo,

Kat