La Casa de unos Anticuarios y sus Bodegones Decorativos




¿Os imagináis leer en la sección inmobiliaria de un periódico un anuncio así? 

"Antigua casa de campo de 1748, cerca de Nueva York, construida a partir del armazón de un barco, absténganse amantes de la perfección, bienvenidos enamorados de todo lo antiguo e imperfectamente bello".  

Este podría haber sido perfectamente el anuncio de esta preciosa casa, aunque no hizo falta redactar ningún texto para que sus actuales propietarios la descubrieran, ya que su buen ojo como anticuarios y propietarios de la tienda English Country Antiques, les hizo ver todas las posibilidades más allá de su mal estado de conservación...

El bello fondo de paredes blancas se convierte en el lienzo ideal para albergar las colecciones de piezas antiguas de la pareja, y enfatiza a su vez el aire marino de toda la vivienda.

Los bodegones decorativos formados por piezas antiguas y curiosidades se encuentran por toda la casa, ¿Los vemos juntos?





Antiguos moldes para pelucas, de belleza intrigante, y colecciones de espejos de mano que se convierten en arte de pared.




Marinas, muebles de estilo gustaviano y loza blanca, junto a la imponente estufa de hierro que preside el comedor de la casa.






Botellas y botes de cocina vintage de distinta procedencia, se convierten en los aliados para guardar alimentos y decorar este rincón culinario con un toque deliciosamente retro.







Un contrapunto metálico, es siempre un recurso de máxima belleza decorativa en ambientes de corte marino.


En el exterior, las piezas antiguas, como las regaderas de zinc, siguen siendo las protagonistas. 
Un bodegón decorativo no es más que un conjunto de piezas y objetos juntos, colocados de forma armónica por una mano experta, y los propietarios de esta casa, este arte, lo dominan a la perfección.

(Todas las fotos son de Country Living)


6 comentarios:

Srta. Moneypenny dijo...

Querida Catherine, me he visto con una edición del New York Times leyendo esta noticia y descolgando el teléfono para concertar una visita. Estaba desayunando en la cama, y rápida y veloz me he vestido y no le he dedicado ni mis cinco minutos diarios a los famosos crucigramas del Times.
Besos, ya te contaré si la compro.

Srta. Moneypenny dijo...

Querida Catherine, me he visto con una edición del New York Times leyendo esta noticia y descolgando el teléfono para concertar una visita. Estaba desayunando en la cama, y rápida y veloz me he vestido y no le he dedicado ni mis cinco minutos diarios a los famosos crucigramas del Times.
Besos, ya te contaré si la compro.

mónica tinkerbell dijo...

Mravillosa!! Una perfección hecha a base de imperfecciones y detalles personales...un sueño hecho realidad de casa, jeje.
Mil besos

Clara dijo...

Jo!, ya me gustaría visitar esa casa in situ. No tiene desperdicio, hay cantidad de cosas curiosas y antiguedades. Me gusta ese escenario decadente y con encanto que han logrado crear.
Besitos Kat

Elia dijo...

Siempre es una maravilla visitarte, porque me dejas con el alma soñando con estas estancias...

feliz finde
^^

El Gato Mizifú dijo...

ay Kat, preciosas imágenes!!
Me encanta hasta el exterior de la casa... tiene un encanto especial
un bso!