Decoración con Reflexión: Cuando la arruga es bella...






Cuando la arruga es bella en decoración, puede llegar a ser la protagonista de una casa. 

Cuando el paso del tiempo es un valor añadido, y no un defecto a ocultar, éste se convierte en un aliado decorativo más.

Si en los muebles y objetos es totalmente tendencia que se vean los años y la historia que estos llevan a sus espaldas, (y si son nuevos, las técnicas como el decapado ayudan a crear un pasado ficticio), nos podemos preguntar...

 ¿Por qué no hacerlo también en una casa?

La propietaria de esta vivienda sueca construida en el año 1925, pensó en un primer momento en pintar sus paredes de blanco, pero finalmente decidió conservar toda su esencia dejando pintura y papeles que hablasen por sí solos como testimonios de sus vivencias...

Una decisión valiente...











Hace unos días me escapé para ir a ver las nuevas colecciones de primavera que ya están en las tiendas de algunas de las principales marcas de decoración, y mientras daba una vuelta por muchas de ellas, pensaba que no me dejará de sorprender nunca como se intenta recrear el pasado en lo más nuevo...Si ya hace varias temporadas que esto es una realidad consolidada, también lo es que cada vez va a más...

Y eso lo dice alguien que decidió un buen día ya hace años, dedicarle su vida profesional al vintage, pero que en lo personal intenta no mirar demasiado al pasado y no mostrar las cicatrices que este va dejando inevitablemente...
Eso mejor lo dejamos para muebles y piezas decorativas...¿No os parece? ;)

Y si quieres leer los otros posts de "Decoración con Reflexión" (los posts más personales del blog), puedes hacerlo aquí .


Un abrazo,

Kat


(fotos vía http://decordemon.blogspot.com.es/2013/10/nostalgic-sweden.html)


4 comentarios:

Juanita Imagina dijo...

Ha sido precioso Kat... estoy contigo, hay que mirar hacia delante, pero inevitablemente el pasado con sus experiencias buenas y no tan buenas forja nuestro caracter. Mirar hacia delante convirtiendo nuestras experiencias pasadas en armas que nos hacen más fuertes sería lo ideal. Un fuerte abrazo preciosa!

Ana de la Serna dijo...

Me parece una idea acertadísima no haber pintado la casa de blanco y haber conservado el papel original. Todas aquellas "cicatrices" que recuerden a un momento o época pasada bueno, para mí son bienvenidas!!!! ;) El resto fuera!!!

lacasaconchanclas s dijo...

Pues sí Kat, las cicatrices personales mejor dejarlas atrás, viviendo y aprendiendo... en decoración me encanta recuperar el pasado y dejar que luzca así de bonito!!
Bss

Ein Tag mit Pepa dijo...

me encanta, me recuerda mucho a una cafetería en Berlín donde me paso a menudo y también dejaron las paredes antiguas tal cual. Totalmente de acuerdo lo vintage para lo superficial :)