Érase una vez un cojín que había sido un saco...


Hace un tiempo recibí un envío en una saca de correos internacional y pensaba que podía hacer con ella ya que me gustaba mucho y quería reutilizarla de algún modo.

Después de darle algunas vueltas aquí tenéis el resultado...


El cojín ha quedado bastante grande y ya se ha hecho el protagonista de la habitación :)

¿No os gustan también los sacos de arroz, café o harina? Dan mucho juego decorativamente...




Se me ocurren bastantes sitios donde podrían quedar bien, ¿a vosotros no? Así que sera cuestión de buscar a ver que encontramos...

¡Feliz fin de semana para todos!

6 comentarios:

CREATURA dijo...

Me encanta el blog!
Te coloco entre los favoritos de mi página ;)

Saludos
Elisa

Raptor Plateado dijo...

genial!!! me encanto la idea!!un saludo!!! y espero poder hacer saquitos convertidos en almohadas.. estupenda idea!!!

MadridCoolBlog dijo...

Otro ejemplo de creatividad eco.
Bien hecho!

Marisilla dijo...

Me encanta!!!
¿dónde podría encontrar ese tipo de sacos???
Besos.

Noche de verano dijo...

Hola Marisilla!!!La saca que utilice para el cojin azul me llego con un envio desde Inglaterra.Unas chicas australianas comentaban como iban a los tostaderos de cafe y cafeterias locales y les pedian que no tiraran los sacos ya que ellas los reciclaban como bolsos y complementos,y les quedan preciosos!Pero no se si aqui pasara lo mismo, yo solo he visto los pequeños saquitos de arroz, que supongo que tambien quedarian bien juntos, para crear cojines.
Besos!!

Anzu dijo...

Really cool idea!