Cómo Decoraba Dalí (otra faceta del Genio)





Esa pequeña cabaña de pescadores que fue el sueño de Dalí y Gala en Portlligat, Cadaqués, se convirtió en su casa de verano, donde el genio, pudo derrochar toda su creatividad fuera del lienzo también. 
Este hecho, no es nuevo en la vida de Dalí, admirar sus fantásticos diseños de muebles dalinianos,    impregnados de su personalidad única, es toda una experiencia capitaneada por el famoso sofá Dalílips, del que hablamos aquí

Desde la original piscina a los que muchos quisieron ver en su diseño un guiño erótico, hasta la simbología presente en mucha parte de su obra, como los erizos de mar, los recuerdos del genio cuando era niño van siempre ligados a esta preciosa tierra...


























El espíritu de Dalí está en el aire estos días, por muchas razones tan diversas como apasionantes...Por un lado tenemos el éxito enorme que tuvo su exposición el Pompidou, y que ahora tenemos la suerte de poder visitar en el Museo Reina Sofía, y por otro, hace muy pocos días se celebró el aniversario de su nacimiento. Y otra razón más, con los días soleados y el buen tiempo, ya no hay excusa para no visitar su Casa Museo de Portlligat, y vivir la experiencia de primera mano.


(Todas las fotos de este bello reportaje son de Maison&Déco)



7 comentarios:

Marina Pérez dijo...

Realmente precioso y acogedor, se confirma mi tesis, incluso los más atrevidos tienen un lugar acogedor como refugio.

Marina

Juanita Imagina dijo...

Me ha sorprendido mucho la decoración..., aunque en los exteriores se ve claramente la firma de Dalí, en el interior me esperaba algo más estrafalario... lo que no quiere decir que no me haya gustado, al contrario. La habitación de la chimenea con esa magnífica mesa de madera natural me ha gustado mucho y la habitación del escritorio (escritorio incluido) me parece una maravilla.
Qué pases una buena semana! un beso fuerte!

De andar por Casas dijo...

¡Qué recuerdos! Estuve hace unos años en Cadaqués y me pareció uno de los lugares más maravillosos del mundo.

Marian Idiáquez dijo...

Que maravilla! Preciosa por fuera y por dentro, me ha enamorado esa habitaciión con ese escritorio rodeado de fotografías de toda una vida. Una bonita forma de exponerlas!


Oscar SP dijo...

Estar en Portlligat y mirar hacia el mar es empezar a recordar sus cuadros.
Ay Kat,que ya le estoy echando el ojo a esa descalzadora jaja

El Gato Mizifú dijo...

madre mía... esas paredes rezuman arte por todas partes...

Ein Tag mit Pepa dijo...

Dalí me encanta y cada vez descubro algo nuevo de él que me sorprende de nuevo! Me encanta esta entrada!