El Nuevo Estilo de Decoración Low Cost (del que todo el mundo habla)







Hace meses que una tendencia con nombre propio, está pisando con fuerza en el mundo de la decoración. No se encuentra en las ferias más punteras del sector. No hablan de ella los titulares de las revistas deco.
Pero sin embargo, pocas conversaciones hay entre amigos o conocidos sobre "cómo decorar un nuevo hogar de forma low cost", que no incluya esta famosa palabra...

Mi primer contacto con este nuevo estilo, fue el pasado verano, al ir a visitar el apartamento de una amiga que lo acababa de decorar para ponerlo en alquiler. Allí esperaba encontrar una pequeña muestra de diseño sueco, pero un momento...¿Desde cuando en el gigante sueco se pueden encontrar  puffs marroquíes hechos a mano? ¿Y espejos de mimbre de los años 70? 
Al preguntarle sobre su procedencia, o si había estado dedicando los últimos meses a visitar todos los mercados vintage del país (¡y no me había avisado!), su respuesta fue ésta...
"Es estilo Wallapop"
La palabra mágica era "Wallapop". Sí, la famosa app para móviles, que sirve para comprar y vender objetos de segunda mano, ha cambiado el modo de decorar de forma low cost nuestras casas ( y de cómo pasar los ratos libres los domingos por la tarde, pero esto ya es otro tema...) 

Pero...¿Qué es el estilo Wallapop?

Lo bueno de esta aplicación, y de otras muy parecidas que ofrecen los mismos servicios, es que no solo puedes encontrar objetos vintage o antiguos, si no también una alfombra de Zara Home de hace unas temporadas, que a sus dueños ya no les cabe en el nuevo salón, pero que para el tuyo, es perfecta.
 Al final, se convierte en una mezcla de "casi nuevo y viejo", muy apetecible, una manera bastante económica de decorar, con un denominador común: es de segunda mano, lo que la convierte también en una opción respetuosa para el planeta.

Un estilo económico, ecológico, y donde la mezcla es la protagonista.

¿El mejor complemento para este estilo? Soy una apasionada de las piezas y los muebles artesanales que aportan personalidad y calidez a un espacio, así que te los recomiendo al 100%

Además, creo que el nacimiento de este nuevo estilo, se ha beneficiado mucho del lema "si ese objeto o mueble no me hace feliz, lo tiro" que tan sabiamente nos cuenta Marie Kondo, la autora del libro superventas "La Magia del Orden". Simple, pero efectivo.

No es oro todo lo que reluce, y si decidís adentraros en los mundos de Wallapop, os hará falta paciencia, mucha paciencia...Gente que no sabe lo que quiere, gente que sí sabe lo que quiere pero no es lo mismo que quieres tu (entiéndase regateo de precios a lo bestia...), informalidad...

Y por supuesto, no todo son "preciosos puffs marroquíes hechos a mano" también hay muchos muebles a los que hace falta poner grandes dosis de imaginación (entiéndase tuneo a lo bestia...), con las consecuentes horas perdidas buscando entre ese mar de objetos que quieren una segunda oportunidad.

Y que conste que este post no lo patrocina nadie,...¿Aunque podrían, verdad? ;)

  Y tú, ¿Tienes alguna experiencia con esta plataforma, o con alguna parecida de venta de objetos de segunda mano entre particulares? 


Podéis seguir mi día a día en el mundo de la decoración y el vintage, en:


y del blog en



(Foto vía)

2 comentarios:

Ein Tag mit Pepa dijo...

Hola! Aquí, no creo que exista esa aplicación pero me parece na idea genial. No me puede gustar más el salón de la foto!

mónica t. dijo...

Uuuhhh, pues lo tendré en cuenta Kat!!! A ver si encuentro tesoritos...aunque me sigue pareciendo más diver ir a mercadillos vintage ;)
Mil besos